Menú 2

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Amigos



No recuerdo de donde saqué el texto, ni quien es su autor (si alguien lo sabe que me lo diga), pero después de reencontrarlo entre miles de documentos, aquí queda para que otros puedan leerlo... Quizás yo también lo encontré así.

Amigo no es sólo un compañero de juegos, un amigo es un hermano de padres distintos al cual nosotros adoptamos. Es esa persona que dentro de un momento de oscuridad donde suponemos que no hay salida, nos enciende una luz. Es aquel que con el que después de hablar las cosas malas dejan de serlo, las angustias pasan a ser alegrías, y la tristeza, felicidad.
Es el que te entiende sin palabras, que te habla con miradas, que te aconseja no imperativamente, si no que te da su punto de vista para que por lo menos puedas sacar las cosas que te sirven. El que quiere lo mejor para ti. El que hace que una simple idea se transforme en un proyecto, y que ese proyecto se pueda cumplir.

 
Te acepta errores y equivocaciones por más que te haya aconsejado lo contrario, sin reprochártelo. Es el de las charlas sin fin, y silencios inexistentes. Son a los que queremos que en un futuro, nuestros hijos llamen tíos.
Cuando te sientes agobiado por una complicación, sin pensarlo aparece para funcionar como bastón para que el peso sea menor. Cuando estas mal es tu columna. Y cuando estás bien, es ese ser que te muestra que vales, que eres alguien, que eres necesario, que haces falta. Ese ser que sin importar el tiempo que no te haya visto, basta con dos sillas de por medio para sentir que la última vez que te lo encontraste fue ayer.

También el que deposita tanta confianza, como para regalarte parte de él, para contarte cosas que ni con su familia habla, y que te busca como apoyo cuando lo necesita, sin dudar. La amistad no es una cosa, como parece que lo es en definiciones de diccionarios y enciclopedias, no es un sustantivo, es un sentimiento. Sentimiento acompañado de confianza. Confianza acompañada de cariño. Cariño que nos hace elegirlos: testigos de casamiento, padrinos de nuestros hijos, compañeros de llantos. Todo esto es una ida y vuelta sin final, pero con principio.
Principio que nosotros y sólo nosotros optamos.



 


3 comentarios:

  1. Es precioso, gracias por compartirlo, que verdades dice, ummm no te extrañe si también lo cuelgo en mi blog, diciendo que lo he sacado del tuyo claro^^
    Me lo guardo ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasarte y comentar Elle!! =)
    No me importa que lo pongas en tu blog, ya te digo que yo no sé de donde lo saqué xD

    ResponderEliminar
  3. En estos días lo colgaré, que soy un desastre y no he tenido tiempo para el pobre blog.
    Me encanta pasarme por el tuyo^^, siempre descubro cosas nuevas.
    Besos!!

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí, me gustaría saber tu opinión. ¿Te animas?
¡Muchas gracias por comentar!